El pequeño 4×4 de la marca japonesa recibió una evolución estética y mecánica que se hizo con la mira puesta en el espíritu que lo volvió un ícono.