Esta edición camuflada y modificada por la firma alemana le cambia el perfil al espartano 4×4 para convertirlo en un vehículo cómodo y ‘civilizado’

Esta es la primera vez que sobre el nuevo Suzuki Jimny se hace una modificación que en lugar de exaltar sus capacidades naturales de 4×4 rústico las ‘maquilla’ para darle una característica de un carro para un uso en ciudad la mayor parte del tiempo.

La firma alemana H&R, especializada en tuning, modificó el nuevo Jimny en contravía a la mayoría de modificaciones aunque usando el mismo principio, cambios estéticos y mecánicos que se basan principalmente en su suspensión.

El nuevo kit que se le instaló a este Jimny pone al sencillo 4×4 para que se comporte de forma ‘civilizada’ en la ciudad y elimina la dureza y rebote de su geometría original.

Suzuki Jimny por H&R, muy citadino

SUZUKI JIMNY POR H&R, MUY CITADINO

Así, recibió un conjunto de resortes más cortos que acercan el Jimny 45 mm al suelo, amortiguadores más suaves y barras antivuelco Koni que aportan mejoras significativas en el manejo y para reducir el balanceo de la cabina se implementaron barras estabilizadoras ajustables de 3 vías para ambos ejes.

Así, con esta disposición el Suzuki Jimny se ve más deportivo y gana un centro de gravedad más bajo, mejorando su estabilidadespecialmente en giros bruscos.

Suzuki Jimny por H&R, muy citadino

SUZUKI JIMNY POR H&R, MUY CITADINO

Para que no quedara totalmente ‘domesticado’, H&R le puso una barra de luces led en el techo, rines negros en aleación con llantas todo terreno, por si algún día se quiere pasar a otro paisaje, y le hizo un trabajo camuflaje en su pintura exterior que le da un toque salvaje a las formas cúbicas del compacto 4×4 japonés.