La nueva tecnología de la suspensión es llamda ‘Live Valve’, controlada electrónicamente para la nueva plataforma que ajusta continuamente la amortiguación en tiempo real. Foto: Ford Press

_______________________________________________________________________________

Mayo 28 2018, 17:49

La compañía estadounidense de automóviles Ford anunció que está fabricando su emblemático F-150 Raptor, una camioneta pick-up de alto rendimiento off-road que incluye un nuevo sistema de amortiguadores Fox controlados electrónicamente, nueva tecnología Trail Control y asientos deportivos Recaro.

Las actualizaciones se centraron en los componentes del vehículo, que según la marca, han convertido al F-150 Raptor en el modelo de referencia en los camiones todoterreno.

«El éxito de la Raptor radica en su suspensión increíble, excelente control del vehículo y la confianza que el camión infunde en sus propietarios», dijo Hermann Salenbauch, director global de los programas de vehículos Ford Performance.

Aunque la Raptor tiene mucho torque y potencia, construir un camión todoterreno de alto rendimiento no solo se enfoca en la potencia del motor, sino también de la suspensión y en eso fue lo que se centró su desarrollo.

La nueva tecnología de la suspensión es llamda ‘Live Valve’, controlada electrónicamente para la nueva plataforma que ajusta continuamente la amortiguación en tiempo real. Esta configuración utiliza sensores en la suspensión y el cuerpo para maximizar la comodidad, el manejo y la resistencia.

«Al variar automáticamente las tasas de compresión, la Raptor ahora puede aprovechar al máximo su recorrido de suspensión de 13 pulgadas en la parte delantera y 13,9 pulgadas en la parte trasera. El 2019 Raptor no solo es más capaz fuera de la carretera. Es más inteligente», dijo Salenbauch.

El rendimiento fuera de la carretera a baja velocidad también mejoró. Con el ‘New Trail Control’, este modelo promete ayudar a los conductores a navegar en condiciones no convencionales. Además, el vehículo integra control de crucero para terrenos accidentados y de baja velocidad, ajustando automáticamente la potencia y el frenado a cada rueda individual para permitir a los conductores concentrarse en la dirección sobre el suelo. El Trail Control se puede activar a velocidades de 1 hasta 20 km/h dependiendo de la posición de la línea de transmisión.

«El sistema hace que todo sea más fácil, desde conducir en un simple sendero de dos pistas hasta atravesar una colina rocosa. El control Trail no solo genera automáticamente un par de torsión significativo del motor para superar obstáculos abruptos, sino que también puede frenar individualmente las ruedas para que el camión baje suavemente por el otro lado», dijo la marca durante el lanzamiento.

En el interior, los asientos fueron mejorados en su fijación para una mayor confianza a velocidades bajas y altas. Los asientos deportivos cuentan con varios refuerzos en el respaldo y en el cojín del asiento. Este diseño de asiento presenta costuras decorativas inspiradas en el interior color Light Speed ​​del superdeportivo Ford GT.

La carrocería está disponible en colores Ford Performance Blue, Velocity Blue y Agate Black. La versión 2019 se construirá en la planta de camiones Dearborn (EE.UU) y saldrá a la venta en el mercado internacional a fines de 2018.