Mayo 25 2018, 11:28

Citroën ha desvelado este jueves en Saint-Clud Domain (París) la versión del C5 Aircross que comenzará a venderse en Europa y en el resto del mundo a partir de finales de este año, que incorpora hasta 20 tecnologías de ayuda a la conducción y presenta una oferta de personalización de 30 combinaciones exteriores.

El C5 Aircross dejará de comercializarse en exclusiva en el mercado chino, donde se han matriculado 40.000 unidades de este modelo desde su lanzamiento en octubre de 2017, y se ofertará en 92 países. Además, será el primer vehículo de la marca francesa que tendrá una versión híbrida enchufable desde finales de 2019.

En continuidad con los últimos modelos de Citroën, se ofertará con 30 combinaciones exteriores, siete colores de carrocería, una propuesta de techo bitono negro y tres packs de color formados por inserciones coloreadas sobre el paragolpes delantero, los Airbump o bajo las barras del techo. También dispondrá de cinco ambientes interiores.

«Estoy muy orgullosa de presentar el nuevo SUV C5 Aircross fabricado en Rennes, en Francia, destinado a ser comercializado en cerca de 92 países de todo el mundo. Un SUV Next Generation que completa la gama recién renovada de Citroën y que se dirige al segmento capital de los SUV con toda la identidad de la marca: diseño, confort y modularidad. El Nuevo SUV C5 Aircross es el nuevo buque insignia de Citroën, y una palanca clave para el crecimiento internacional de la marca», señaló la directora general de Citroën, Linda Jackson.

El nuevo todoterreno de la firma cuenta con unas dimensiones de 4,5 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,67 metros de alto.

En el frontal del vehículo, el capó, largo y alto, incluye modelados pronunciados, mientras que la anchura del vehículo se ve reforzada por branquias laterales. Por su parte, la parte trasera, ancha y vertical, presenta ópticas en relieve dotadas de cuatro módulos 3D de LED a cada lado, branquias en el paragolpes, un alerón superior y dos salidas de escape cromadas.

En el interior, como novedad respecto a la versión para China, los asientos están disponibles con la configuración Advanced Comfort, mientras que una pantalla táctil de 8 pulgadas permite gestionar el vehículo y acceder tanto al sistema multimedia como al teléfono, a la climatización y a la navegación.

Además, la función Mirror Screen, compatible con Android Auto, Apple Car Play y MirrorLink, pertime aprovechar las aplicaciones del ‘smartphone’ con la «máxima seguridad». El usuario también puede acceder a informaciones sobre el tráfico en tiempo real con el sistema de navegación conectada 3D Citroën Connect Nav.

En cuanto ayudas a la conducción, equipa hasta 20 tecnologías, entre las que destacan el sistema activo de control de ángulo muerto, el aviso de cambio involuntario de carril, la alerta de riesgo de colisión, park assist o la alerta de atención del conductor.

También incorpora tecnologías que refuerzan el confort a bordo como el acceso y arranque manos libres, freno de estacionamiento eléctrico, park assist, cámara marcha atrás o visión 360 grados, entre otras.